Gripe Aviar

La pandemia de la gripe aviar sigue extendiéndose. Diariamente llegan a la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) noticias de nuevos casos de aves infectadas.

En Benin, en Arabia, en Polonia, en China, en Pakistán, en Rusia, en Turquía, en la semana en que se redactan estas líneas.

Los casos de seres humanos víctimas del virus son muy escasos: solo ocho personas, en Pakistán, de las que dos han muerto en el corto periodo mencionado, tras haber consumido o estado en contacto con aves de corral enfermas. Si la transmisión se diera por contagio entre seres humanos la magnitud de la catástrofe superaría la capacidad de hacer frente de cualquier gobierno o institución sanitaria. 

Los científicos, la Cruz Roja Internacional y la Organización Mundial de la Salud, (O.M.S.) concuerdan en que la pandemia se propagará entre los seres humanos en cualquier momento antes del año 2016 y producirá millones de muertos, pero nadie puede vaticinar cuándo, dónde ni con que magnitud. Preparándose para lo peor las dos instituciones mencionadas trabajan sin descanso, procurando no alarmar a la población, pero adoptando medidas para hacer frente a la situación allá donde se dan casos, siguiendo la evolución y limitando su alcance. Por eso sus dirigentes han encontrado en contacto con otras organizaciones con experiencia acumulada en emergencias sanitarias o catastróficas. como la Fundación por la Paz y la Amistad entre los Pueblos (FUNPAZ).

Desde el año 2005,cuando el representante especial para la gripe aviar de la O.M.S., Robert Navarro, advirtió en la Asamblea General de Naciones Unidas que decenas de millones de personas podían morir a causa de la pandemia, se ha recorrido un largo camino en la adopción de medidas. El virus que está circulando en Asia, Afrecha y Europa es particularmente preocupante en los países más pobres, debido a sus infraestructuras sanitarias deficientes y a la costumbre de criar aves de corral en los patios de las viviendas, lo que hace difícil aplicar las medidas de prevención y control adecuadas, como la vacunación general de esas aves.

La lista de la O.M.S. para planificar la preparación en caso de pandemia de la gripe, abarca la necesidad por parte de los Estados de adoptar sistemas de vigilancia, investigación y control de los casos, programas de vacunación, tratamiento antivirico y planes para mantener los servicios sanitarios esenciales.

Parte fundamental para evitar la ampliación de la pandemia es la participación y colaboración de Entes como la Cruz Roja, la Media Luna Roja, Organizaciones no Gubernamentales como Médicos sin Fronteras y otras entidades como la Fundación por la Paz y la Amistad entre los Pueblos (FUNPAZ) que con su experiencia en inundaciones, terremotos y devastaciones causadas por las guerras, desempeñaran un papel muy importante en la respuesta a la pandemia, uno de los cuales es el de mantener informado al publico.

Hasta el momento no existe un tratamiento ni una vacuna fiable para la gripe aviaria humana, que ha causado hasta hoy 380 muertos. Las autoridades sanitarias saben que tendrán que apoyarse principalmente en medidas tales como la educación para la salud y la cuarentena. y que es probable que las mayores repercusiones no provengan del numero de casos de contagio o muerte, sino de las consecuencias económicas y sociales que ocasionaría el pánico de la población tratando de evitar ser infectada.

Las medidas ya adoptadas, informando a las poblaciones de mayor riesgo mediante folletos, charlas en escuelas, programas de radio y televisión, han tenido efectos positivos en Vietnam y Tailandia, donde se han hecho progresos en la preparación comunitaria orientada a la preparación y establecimiento de mecanismos de prevención. Si se desencadena  la temida pandemia entre los hombres ”“ ya se da entre las aves en los continentes de Africa, Asia y Europa ”“ es muy probable que los mecanismos tradicionales de asistencia internacional no sean suficientes ( control de fronteras, restricciones de viajes) . Aunque sea necesario evitar que cunda el pánico, incumbe a los gobiernos y otros organismos adoptar decisiones drásticas. El confinamiento y la cuarentena serán opciones acertadas en ciudades superpobladas.

Hasta hace muy poco nada se habia hecho en materia jurídica, pero finalmente se ha comprendido que el apoyo y ayudas internacionales podrían verse entorpecidos por falta de reconocimiento jurídico de las organizaciones y fundaciones humanitarias internacionales. Las exigencias aduaneras e impositivas podrian causar retrasos en la entrega de medicamentos, socorros y equipamientos , los trámites para visados podrian impedir la entrada de trabajadores humanitarios y la falta de reconocimiento de las calificaciones de profesionales extranjeros impedirles prestar ayuda en caso de emergencia. La Fundacion por la Paz y la Amistad entre los Pueblos (FUNPAXZ), que tiene una larga experiencia de ayudas humanitarias y ha tropezado a veces con esos problemas viene ahora participando en el tratamiento de nuevas normas juridicas para cuando pueda presentarse la temida pandemia; por ejemplo en las modalidades juridicas a tener en cuenta en el transporte de medicamentos , el papel que habran de desempeñar los hospitales privados.

Hoy estamos mejor preparados que hace tres años para enfrentar la pandemia de la gripe aviar, pero los focos de ésta se han multiplicado por veinte entre las aves de corral y  por doce entre los seres humanos y tenemos que trabajar sin descanso y sin perder un minuto para las amenazas que se ciernen sobre la Humanidad.


Joe Lowry - Armando Rubén Puente.


18 de diciembre 2007.

 


 
Fundación Funpaz - Todos los derechos reservados